MOTORES ELECTRICOS Y ACCESORIOS

Oferta MOTOR ELECTRICO MINN KOTA TERROVA 80LB 72" I-PILOT BT Ver más grande

MOTOR ELECTRICO MINN KOTA TERROVA 80LB 72" I-PILOT BT

NLL-159

New product

Diseñado específicamente para agua salada, control remoto i-Pilot, 80 Lbs de empuje y 72" de longitud de caña. Riptide Terrova se monta en la proa: es fácil de meter y sacar del agua, tiene suficiente potencia para llevarte a cualquier parte y puede equiparse con un sistema GPS te permitirá encontrar, volver y permanecer en tu lugar de pesca favorito.

Peso: 59kg

Ancho: 42

Alto: 227

Largo 25

Más detalles

2 360,09 € IVA incluído

-449,00 €

2 809,09 € IVA incluído

Más

  • Mando a distancia i-Pilot: Con una enorme pantalla LCD, y controles intuitivos, el mando a distancia i-Pilot es fácil de usar desde el primer día. Vea todo lo que está haciendo para que pueda hacer menos conjeturas y más lanzamientos. NOTA: El sistema i-Pilot no necesita equipos Humminbird con los que comunicarse.
  • Función Spot-Lock: la función de la que todos los pescadores no dejan de hablar. Sólo tiene que pulsar un botón y utiliza el GPS para recordar su punto en el agua y mantenerlo allí con más precisión que cualquier otro equipo.
  • Maximizador Digital: A diferencia de los modelos de cinco velocidades, los motores Digital Maximizer son de velocidad variable, por lo que puedes establecer el ritmo adecuado y tu motor utilizará sólo la potencia que necesita, permitiéndote permanecer en el agua hasta 5 veces más.
  • Piloto automático: Dirija el motor hacia donde quiera ir y mantenga ese rumbo automáticamente.
  • Protección avanzada contra la corrosión: Las unidades inferiores del Riptide están construidas para resistir el agua salada. El interior está granallado. A continuación, se recubre con aluminio, un acabado de pintura en polvo que proporciona la máxima protección.
  • Electrónica totalmente encapsulada: El uretano de grado marino encapsula completamente las placas de control del Riptide para proteger los circuitos electrónicos. Y todas las conexiones eléctricas están selladas con tubos termorretráctiles a prueba de líquidos para mantener alejada el agua salada.
  • Ánodo de sacrificio: Utilizamos metales debidamente equilibrados y un vástago de material compuesto para evitar la corrosión galvánica. Así, la única parte que queda para atacar el agua salada es este pequeño ánodo de zinc, que absorbe la corrosión, para que el resto del motor no tenga que hacerlo.